martes, 11 de mayo de 2010







Santos Marquina


El municipio Santos Marquina forma parte del estado Mérida, además, en los últimos años se ha hecho notoria la unión de su capital, la ciudad de Tabay, al área metropolitana de Mérida. El municipio tiene un área de 192 km² y 13.795 habitantes, con una densidad de 71,8 hab./km² (según el censo de 2001). El municipio recibe el epónimo del Capitán José de los Santos Marquina.
TABAY: A 30 minutos de la Ciudad de Mérida, a una distancia de 12 kilómetros, tomando la vía hacia el Páramo, se encuentra la población de Tabay. Esta ubicado a una altura de 1.708 m.s.n.m., tiene un clima promedio anual de 17 °C. Es un pueblo pequeño, pero con grandes atractivos turísticos y un buen numero de artesanos, entre los que se encuentran ceramistas y talladores de madera en cedro y majagüey. Su Plaza Bolívar es muy hermosa y se caracteriza pos sus antiguos árboles frondosos bañados de "barba de palo". Al frente se encuentra su Iglesia construida al estilo colonial, usted debe entrar y conocer sus interiores
.










Cultura:
El Municipio "Santos Marquina", constituido además de la población de Tabay, por una de Comunidades aledañas a ésta que a lo largo de los tiempos han venido acumulando una verdadera identidad cultural, cuya génesis puede ser considerada desde dos vertientes definidas: La primera causa o razón que permite explicar la definición cultural de este municipio es a la influencia española sobre las comunidades nativas; influencia ésta que se deja apreciar en diversas poblaciones de la Región Andina que a pesar de su distancia conservan caracteres sociológicos y formas de pensar y actuar análogas entre sí (procesos de aculturación). La segunda Razón, se refiere a la capacidad y el ingenio propio de grupos humanos de hacer de condiciones de vida hostiles más confortable, adaptandolas a sus necesidades mediante el uso de los recursos que la naturaleza les provee; y finalmente, cabe reseñar los valores y tradiciones heredadas de aquellos quienes originalmente habitaron estas tierras.
Este Municipio se caracteriza por ser netamente rural, donde los bienes y servicios tradicionalmente fueron producidos por el propio poblador dejando con ello una gran herencia cultural gestada bajo condiciones de vida muy duras y a punto de desaparecer, debido a la inursión de elementos técnicos y nuevas formas de producir y vivir que han propiciado un ambiente de facilísmo y alto porcentaje de ocio en las nuevas generaciones.





Arquitectura Tradicional:
En perfecta armonía con el paisaje rural fueron construidas gran cantidad de casas que hoy día cuentan con hasta una centuria de existencia y que constituyeron en su época la sede de las más renombradas y numerosas familias. Estas casas fueron cunas también de interesantes sucesos que sin duda alguna definieron el futuro de estas tierras.
Sus paredes eran hechas de tapia y bahareque, las cuales a su vez tenían su cimiento sobre un muro de piedra rústica que también servía para nivelar el casi siempre inclinado terreno.
La altura de estas paredes oscilaba entre los 3 y 5 mts de altura y eran construidos con métodos rudimentarios y materiales propios del medio.
Algunas casas eran construidas totalmente de bahareque, pero debido al tipo de materiales empleados, las mismas adolecían totalmente de estética; Por tal motivo, para las áreas principales de la casa se empleaba preferiblemente la técnica de la tapia (sala, habitaciones principales, comedor y cocina), mientras que el baharaque predominaba en otras áreas anexas a la misma.






Manifestaciones Artes Manuales Tradicionales:
Con el fin de lograr la mayor comodidad dentro de las faenas diarias del campo, desde tiempos inmemoriales los habitantes de esta zona fabricaban la mayor parte de los enseres y herramientas necesarias para subsistir. Puertas y ventanales eran de construcción casera al igual que el mobiliario; las viviendas poseían grandes cocinas con amplios fogones para la preparación de los alimentos, muchos de los cuales eran conservados mediante su exposición al humo. Las camas fueron hechas de madera forradas en cuero (catre); así como escaparates, vitrinas, despensas y demás mobiliarios eran fabricadas por pequeños carpinteros quienes utilizaban herramientas netamente manuales.
Para complementar la satisfacción de sus necesidades los habitantes extraían de una planta denominada "Maguey" o Pita una fibra conocida con el nombre de fique con la cual se elaboraba "la cabuya" mediante técnicas de tejido. Esta cabuya tenía múltiples e importantes funciones para los campesinos, así también los "canastos", "manares" y "cestas" fabricados mediante el procesamiento de un bejuco montañés para lo cual se ameritaba aplicar de igual forma ciertas técnicas de tejido.
De igual manera, este Municipio constituido por una población totalmente católica ha sido cuna desde épocas inmemorables de destacados tallistas que han dedicado su arte a la elaboración de temas principalmente religiosos. Así también, los hacedores de figuras de anime y cerámica; no obstante, la versatilidad de temas en estas dos últimas artes populares Culturales:
Además de los valores culturales que con anterioridad se han venido describiendo, desde el punto de vista histórico y religioso, este Municipio revela un interesante abanico de costumbres y tradiciones que sin duda alguna han dejado amplia huella en el modo de pensar y actuar de sus pobladores.
Fiestas Religiosas y Populares:
Siguiendo un estricto orden cronológico, se presentan en el Municipio en cuestión una gran diversidad de fiestas, conmemoraciones y/o celebraciones de carácter religioso y popular que denotan la riqueza cultural que se debe preservar a través de los tiempos.
o Robo, búsqueda y paradura del Niño Jesús
ü (Desde el Primero de enero hasta el 02 de febrero).
o Bajada de los Reyes Magos (6 de enero).
o Fiestas en honor a la Virgen de la Candelaria (El 02 de febrero).
ü Carnaval (febrero-marzo-abril).
o Fiesta de San José (19 de marzo).
ü Semana Santa (marzo-abril-Móvil).
o Fiesta de San Isidro Labrador
ü (De el 06 de mayo hasta el 15 del mismo mes).











Leyendas:
Una leyenda es el relato de hechos o sucesos tradicionales caracterizados por un tinte extraordinario y maravilloso digno de admiración. Las diversas comunidades que conforman este Municipio poseen varias historias fantásticas e increíbles que han sido transmitidas de generación en generación. Entre algunas tenemos:
o El Encanto de la Barranca
o Entierros de Morocotas.
o El Arco Iris.
o Sobre cuentos de Espantos y Muertos
ü El Espanto de Puerto
ü Los Pactos con el Diablo
ü Las Brujas.
ü El Espanto del Cafetal en la Mucuy Baja.
ü El Diablo de Mucunután
ü La llorona.
o Sobre Lagunas Encantadas.





Creencias:
Todo grupo humano ha ido generando productos de sus vivencias, de sus experiencias, de ese compartir cotidiano a lo largo de los tiempos una serie de creencias comunes como consecuencia de fenómenos repetitivos cuya similitud es bastante estrecha. Es el caso de creencias muy autónomas del Andino ancestral caracterizado como muy observador ante la presencia de ciertos fenómenos cuya interpretación le ha permitido predecir, estimar y hasta especular con acierto sobre aspectos cotidianos de su entorno.
A continuación de nombraran de manera general parte de ese acervo cultural presente en este Municipio:
o Sobre las Epocas de Siembra y Cosecha.
o Sobre las Faces Lunares de Menguante y Creciente.
o Las pintas y Las Repintas.
o Los Granos de Sal.
o Las Flores del Ciebo.
o Los Aguateros.
o Cielos Escarpados.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada